Sin categoría

EL MARTIRIO DE LA ROPA

Uy, uy, uy, llega el momento de vestirse. ¿Qué atuendo que no me ponga los pelos de punta, la piel de gallina y me altere creándome ansiedad porque mi sistema nervioso se ha puesto en modo guerra puedo enfundarme? Supongo que no sea la única a la que le ocurra, ya que mi reumatólogo me dijo que era un síntoma más de la fibromialgia. Intentas colocarte un vaquero, imposible, cualquier prenda que no sea de algodón y amplia, impensable. Bueno, piensas, tampoco es tan grave mientras existan prendas de algodón amplias. Eso sí, éstas se resumen a un pantalón de chandal y una camiseta que no toque la piel. Incluso en los días buenos te puedes poner un legging de algodón. Como bien sabemos, hay situaciones sociales en las que a veces tenemos que acudir con una vestimenta que esté bien vista, de no hacerlo, te puede cerrar muchas puertas. Además, no lo vamos a negar, a tod@s nos gusta vernos bien exteriormente. Pero, una vez más, este coñazo de enfermedad te impone sus leyes y no te queda otro remedio que salir a la calle con los atuendos que ella manda. Ojalá todos los síntomas de la fibromialgia fueran como éste, no vamos a quejarnos de vicio tampoco, pero uno más, que sumado al resto, sigue engordando el martirio de ser enfermos de fibromialgia. ¡Suerte a tod@s con este tema!🤪

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s