Fibromialgia

TRÍO ENEMISTADO

Mi alma grita ante la adversidad,reclama su lugar en la historia que acontece. Me es inmensamente complicado entenderla. Intuyo que me quiere trasmitir un mensaje que no logro descifrar. Ella es parte de mí, yo soy parte de ella, y sin embargo, nuestro camino parece seguir sendas dispares. Ella quiere volar, tiene clara su fortaleza, sus ganas, sus cientas actividades por hacer y deshacer, su pretensión de mascar la vida y saborear cada rincón de la misma. En definitiva, vivir, vivir a lo grande, con el corazón en la mano, sin escudos, sin miedos, sin defensas adquiridas o aprendidas. ¡Claro que te entiendo! Pero tienes a tu enemigo de carcasa. Él ha decidido caminar por libre, no nos escucha ni a ti ni a mi. Parece que de vez en cuando se une a nosotras en esa pretensión, pero acto seguido, como mucho horas después, vuelve a su estado catatónico y se olvida de nuestros deseos. He intentado pactar con él muchas veces. Le he dado lo que supuestamente me pedía, le mimo, le acaricio, le digo palabras bonitas e incluso le pregunto qué quiere de nosotras. Qué le hace falta para dejarnos caminar. Creo que o no lo sabe ni él, o se ha olvidado de su función,o quiere y no puede por alguna razón que desconoce. Le presento constantemente a profesionales que le quieren ayudar, le hacen enormes promesas de que volverá a ejercitar su tarea, sin embargo, no lo consigue. Él sigue en su madriguera llorando sus penas. Le he expresado mil veces que somos tres en uno. Que si dos de nosotras queremos avanzar, no es justo que él haga el rol de dictador imponiendo sus reglas porque es el jefe. ¡Menudo tirano! Yo le sigo queriendo, pero él a nosotras debe ser que no. Te prometo que seguiré intentando que nos comunique por qué lo hace, qué quiere de nosotras y por qué se niega a seguir nuestra senda. Espero que algún día entienda que somos tres en una y que deje de ejercer su poder sin contar con sus iguales.

Alma y mente, tú y yo debemos “luchar” en solitario por ahora. No perder nuestra guerra llamada ESPERANZA, el cuerpo, si algún día se decide, que se una de nuevo al trío invencible, y si al final no quiere, al menos que conozcamos el motivo para ayudarle en la solución.

P.D. Si se sigue investigando con ahínco, igual tenemos la suerte de que cuerpo se amigue de nuevo con nuestra mente y alma. ¡Ánimo fibromiálgic@s! Puede que ese momento llegue🙏

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s