Sin categoría

SÍNDROME PREMENSTRUAL CON FIBROMIALGIA

Ya es conocido por toda mujer viviente las alteraciones producidas por la menstruación. Más que nada porque lo experimentan casi o todos los meses. Antes de que llegue o una vez está a la vista. Si padeces de fibromialgia, prepárate que hay curvas de esas que cuando las quieres franquear te sales de la carretera. En mi caso, una semana o semana y media antes del período, me vuelvo un ser deprimido, ansioso, agotado, anhedónico. En resumen, carente de vida. La diferencia entre un muerto y yo es que mis órganos siguen funcionando. Levantarme de la cama es misión imposible, salir a la calle una exposición ante la selva amazónica llena de peligros que acechan mi paz, que de por si, es inexistente en estos días. ¿Hacemos una apuesta de cuántos ataques de pánico me pueden dar incluso sin salir de casa? Revolución hormonal que desajusta aún más toda la sintomatología fibromiálgica que de por sí habita en mí. ¡Eh amigos! Que tengo que sacar la basura y el contenedor está a 50metros de mi casa. ¿Cómo llego hasta él? Madre mía, menudo problemón, si es que es normal que esté tan chunga, teniendo que hacer cosas tan arduas como sacar la basura. Y que no se le ocurra a nadie elevarme la voz o pedirme un simple favorcillo, porque faltaría más que la querida fibro me dejase de buena voluntad sacar fuerzas de donde no las hay. ¿Dolores? Qué es eso cuando estás en ese momento de ovulación. Nada de nada hombre. Unos gritillos medio dormida porque las caderas, el lumbar, el hombro, la espalda en general y los pies te han recordado que están muy vivos a su manera. No he querido nombrar todo el cuerpo por no alarmar a nadie. ¿Y ahora por qué lloro? Aaahhhh, secreto de sumario. Sólo tus hormonas lo saben. ¿Y todos estos pensamientos negativistas de la vida? Si yo ayer era feliz como una perdiz. Y lo veía todo de color de rosa. Me río de ti bonita, yo funciono así, te doy cal y arena para que no te puedas olvidar de mí (voz en off de la fibro)He ido al baño a miccionar y por casualidad me he visto en el espejo. ¿Pero si parezco un cadáver? ¿Cómo puede decir la gente en la calle que me ve bien?🤔Ah claro, que cuando salgo una vez cada mil es cuando estoy mejor, e incluso a veces me pinto un poco. Pero espera ¿Esto qué es? Si tengo toda la barbilla roja, con granitos, rosácea en la nariz, cuperosis, y unas durezas redonditas pequeñas sobre todo en la frente. Vale, vale, ya decía yo que me picaba, es que estoy premenstrual.

Y bueno, entre sarcasmo y sarcasmo, a ver si me viene pronto mi prima y vuelvo a un estado un poco mejor, que no bien, claro está. No vayamos a olvidar que tengo fibromialgia, se cabree nuestra colega por no nombrarla, y me deje aún si cabe más postrada en una cama y viviendo entre cuatro paredes. ¡Qué felicidad de vida! No me extraña que mucha gente diga que qué bien vivimos las personas con fibromialgia. Si es que nos quejamos de vicio. Somos unos victimistas a los que no nos ocurre nada de nada. Sólo que nos encanta estar tirados todo el día. Lo normal en un ser humano ¿No? ¿Qué ser de este planeta no ha nacido para estar postrado en una cama con dolores, ansiedad, cambios de humor sin motivo, y unos cien o ciento cincuenta síntomas más? Con lo bien que se está. Esa sensación de mareo constante, unida a vértigos, andar como robocop, eso quien puede andar claro, desorientación, pérdidas de memoria, problemas para concentrarse, también para recordar. Y un largo etcétera del que seguiré escribiendo. Pero oye, dejad de quejaros que no tenemos nada. Somos unos simples vagos a los que nos encanta estar tirados.

¡Qué me venga ya el período por Dios!😂

P.D. Espero que se haya entendido el tono jocoso de mis últimas frases. Es lo que estamos acostumbrados a oír muy a menudo. Evidentemente, yo como enferma, se la realidad al igual que vosotros. ¡¡¡Ánimo compis!!!

Y muchas gracias por dar a me gusta, compartir, comentar, suscribirse a mi página. Cuantos más seamos, podremos concienciar más a la población de nuestro pesar, y con un poco de suerte, que las investigaciones sean más rápidas y podamos vivir algunos años de nuestra vida asintomáticos. ¡¡¡Ojalá!!!🙏

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Anuncios
Sin categoría

LA MALDITA PIEL

Sí, la piel, esa que rodea todo nuestro cuerpo y que nos conecta con el mundo exterior mediante el sentido del tacto. Otro handicap para nosotr@s los que padecemos fibromialgia.

. PICORES, ay los picores, hasta qué punto pueden ser fuertes que se convierten en dolor.

. ALERGIAS, mil y una, no entiendes ni por qué, pero cada día una distinta, más las habituales de siempre.

. MORATONES sin saber ni cómo te los has hecho. ( yo de este síntoma no me quejo porque no me molestan. Tampoco quiero ser abusiva. Jajaja. Pero se de gente que lo pasa mal)

.SEQUEDAD. Te echas crema hidratante, que por cierto, aunque sea lo más natural posible, te pone la piel roja y te pica un rato, y así todo vuelve a estar seca rápidamente.

.LA DUCHA. Sales de la ducha con picores, rojeces, ronchas…Tarda un rato largo en mitigarse y la crema que te echas te da de entera. ¡Ay los de entera! Casi todo me da de entera. Y como sea por la mañana ni te cuento, me tiraría por la ventana. Por la noche lo llevo mejor.

.LA ROPA (explicación en mi escrito anterior “el martirio de la ropa”)

.LOS COSMÉTICOS: Mira que busco que sean lo más ecológicos posible, y así todo, depende del día, del momento, me dan picores, alergias, rosácea, una especie de bultos duros en la piel que no se cómo se llaman, granos, espinillas, rojeces, cuperosis, y lo que ese día le de la gana a la piel. Y como por arte de magia, en otro momento me echo lo mismo y todo va bien🤔(lo mejor de todo esto es que me echo esas cosas una vez al mes si llega, porque normalmente no tengo fuerzas ni para ducharme,así que, para echarme alguna cremita o maquillarme menos. El peso insoportable del cuerpo y los brazos en alto, horror!!!😱

.LAS GRIETAS: Esas roturillas de piel debidas a la sequedad, el frío etc, etc.

.LA DERMATITIS: y así, un buen día, te ves en la espalda y hombros, en mi caso, unos redondeles secos rojizos, a veces más blanquecinos,que se van extendiendo cada día. A veces pican más, a veces menos, pero ahí están cada dos por tres con su “hermosa” presencia.

.LOS PELOS ENQUISTADOS: Da igual que te depiles con cera, con cuchilla o con lo que sea, los pelos en vez de salir para fuera se esconden en tu piel creándote una especie de granitos rojos, a veces con pus, otras sin él. Pica y pica y pica. Te rascas y rascas y rascas, a ver si los condenados deciden asomar al exterior. Una imagen preciosa de observar😜

.CUPEROSIS: venitas que se rompen en tu cara. Y si te tocas un granito, uy, nuevas venitas rotas. Y si llevas gafas, incluso que no pesen nada, pues venitas rotas también en la zona alta de tu nariz donde reposan. Y suma y sigue.

.ROSÁCEA: Un buen día te levantas, te miras al espejo y ves que las aletas de tu nariz están muy rojas, y curiosamente te pican. ¿Y este nuevo síntoma qué será? Sí amig@s, rosácea es su nombre. Alrededor de la barbilla también tienes rojo y granitos de agua, eso también será de la rosácea, hormonal…A saber, qué más da, vamos a seguir metiendo al saco. 😂

EL CUERO CABELLUDO: Granitos en él, picores sin venir a cuento. E intenta usar un secador con la potencia máxima de calor, verás tú que salto pegas. ¡Abrasaaaa! Ah, se me olvidaba que tenemos sensibilidad a todo, voy a poner una temperatura más bajita, y alejada de la cabeza que si no me duele.

.LA PIEL DE LOS PIES: ¿Qué os pensabais que llevar cualquier zapato era privilegio de cualquiera? Pues no, todosss hacen daño. Unos por tener la puntera en punta, otros por ser estrechos en general, si tienen costuras, cremalleras, pespuntes, decoración etc, nos causa herida, fuera. Si pesan, con lo que nos duelen los pies, y la poca fuerza por el cansancio, en la estantería que se quedan. Si llevan tacón…¡Estamos locos o qué! Dolor y encasquillamiento de rodillas, juanetes pidiendo auxilio, fascia plantar en versión lucha, la piel de la puntas de los dedos reventada. Podría seguir, pero vamos, ya os vais haciendo una idea supongo. Encontrar calzado es jugar a la lotería.

Seguro que se me olvidan algunos síntomas. Porque son tantos que yo ya no recuerdo todos. Jajajja. Si alguien quiere comentar otros, perfecto.

P.D. Si os gusta mi página en la que hago estos escritos de fibromialgia, podéis dar a me gusta. Si veo que ayuda a concienciar sobre esta enfermedad que nos atañe, seguiré escribiendo. ¡Muchas gracias a todos! La página es Escritos SIN filtro. Mi nombre Paola. Un placer compañeros de fatiga y amigos y familiares de nuestro pesar. 😊😽

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Sin categoría

EL MARTIRIO DE LA ROPA

Uy, uy, uy, llega el momento de vestirse. ¿Qué atuendo que no me ponga los pelos de punta, la piel de gallina y me altere creándome ansiedad porque mi sistema nervioso se ha puesto en modo guerra puedo enfundarme? Supongo que no sea la única a la que le ocurra, ya que mi reumatólogo me dijo que era un síntoma más de la fibromialgia. Intentas colocarte un vaquero, imposible, cualquier prenda que no sea de algodón y amplia, impensable. Bueno, piensas, tampoco es tan grave mientras existan prendas de algodón amplias. Eso sí, éstas se resumen a un pantalón de chandal y una camiseta que no toque la piel. Incluso en los días buenos te puedes poner un legging de algodón. Como bien sabemos, hay situaciones sociales en las que a veces tenemos que acudir con una vestimenta que esté bien vista, de no hacerlo, te puede cerrar muchas puertas. Además, no lo vamos a negar, a tod@s nos gusta vernos bien exteriormente. Pero, una vez más, este coñazo de enfermedad te impone sus leyes y no te queda otro remedio que salir a la calle con los atuendos que ella manda. Ojalá todos los síntomas de la fibromialgia fueran como éste, no vamos a quejarnos de vicio tampoco, pero uno más, que sumado al resto, sigue engordando el martirio de ser enfermos de fibromialgia. ¡Suerte a tod@s con este tema!🤪

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Sin categoría

¿QUIÉN DIJO FUERZA?

Estar de pie y que te tiemble el cuerpo porque no hay fuerzas para sostenerlo. Echarte contra tu voluntad y así todo encontrarte fatal. 200.000 mil kgs de peso en tu cuerpo, por decir una cifra elevada al azar. Sentir que por mucho que quieras tu máquina no responde, y que tus mil y una cosas que quieres hacer se quedarán en una fantasía a no ser que un milagro suceda. Coger el móvil entre tus manos para intentar distraerte de esta situación, y pesarte como si tuvieses una losa tremenda entre los dedos. Pretender hablar y no tener energía para vocalizar. Acudir al archivo del cerebro y ver que estás en blanco, que las ideas no fluyen, que la memoria está apagada, y que el recuerdo es como perseguir una estrella fugaz, imposible de alcanzar. Preguntarte día tras día por qué no tienes las pilas cargadas después de haber estado tumbada todo el día, o casi entero, y no encontrar ninguna respuesta razonable. Escuchar a tu corazón a ver si él te da la clave, y sólo intuir un susurro que dice estar mal, pero no sabe el porqué. Disfrutar de cada pequeña cosa que puedes hacer, y así todo no lograr que el subconsciente escuche. Yo intento oírle a él, pero él no me hace ni caso a mí. Un día, como por arte de magia, estar más o menos bien, ilusionarte y pensar que todo va a cambiar, que el milagro está a punto de llegar, que saldrás de esta enfermedad con tu esfuerzo y positividad. Y al día siguiente, o poco después, volver a caer, sin razón aparente. Descubrir mil y una terapias día tras día, ilusionarte, hacerlas, creer que por fin te vas a curar, y poco tiempo después volver a la realidad de que hoy en día no hay cura para la fibromialgia. Así todo, armarte de esperanza y de nuevo probar otro medio de curación, y ops, una vez más intento fallido. Tu cerebro, tu cuerpo, tus fuerzas…todo va a peor. Y te preguntas. ¿De verdad será crónico esto que tengo? Todo es reversible en esta vida menos la muerte. ¿Por qué no encuentro la solución? ¿En qué me estoy equivocando? ¿Qué sendero debo seguir? ¿Qué métodos debo probar y cuáles no? ¿Quién me puede ayudar? ¿Cómo acabará mi vida? 10.000 preguntas sin respuesta que nos hacemos a diario, o casi, todas las personas que por desgracia tenemos fibromialgia. Llevo casi una semana en la cama sin poder ni salir a dar un paseo de 5 minutos. Si nosotras no somos supervivientes que venga Dios y lo vea.

Y así todo, seguimos adelante. ¡Ánimo a tod@s! Algún día lo conseguiremos. O eso espero😜

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Sin categoría

METÁFORA DE LA FIBROMIALGIA

Era un bosque tenebroso, repleto de matorrales caducos. El olor a putrefacto asqueaba a mi nariz. La luz de la luna era tenue y negruzca. Recorrer aquel espacio me resultaba complicado. Así todo, algo en mi interior me empujaba a hacerlo recordándome que al final del camino sería recompensada. Continúe dando pasos sin mirar atrás, en mi mente se repetía una y otra vez la misma pregunta, por qué lo haces. No sabía la respuesta, pero el impulso de mi corazón era más grande que mis dudas. Caminé y caminé entre tanta flora sin vida. Dicen que la luz está al final del túnel, me decía a mi misma para no flaquear. Por todos lados árboles sin color, hierba marrón, piedras de una tonalidad indescriptible, restos no reciclables que daban información de la presencia en un pasado de seres humanos. Curioso, todo muy curioso. Y por supuesto, asqueroso. Da lo mismo me dije, sigue tu senda. La senda del corazón. Y así lo hice. De ese modo, hoy sigo viviendo: BUSCANDO.

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Sin categoría

MUY FUERTES, INDESTRUCTIBLES

Durante mucho tiempo, prácticamente toda mi vida, pensé que ser fuerte era todo lo contrario a lo que yo era. Es decir, alguien frío, distante ante los problemas, poco empático, carente de sensibilidad ante los acontecimientos dolorosos. Hoy en día, mi opinión al respecto es totalmente contraria. La gente fuerte, dura de verdad, es la que al igual que yo, sentimos de un modo superlativo, pero también seguimos adelante siempre, mejor o peor, pero sin tirar la toalla. Como el ave Fénix, resurgiendo de nuestras propias cenizas constantemente. Aceptando día tras día nuestra condición de enferm@s crónic@s, sabiendo que vamos a vivir casi siempre con dolor, cansancio extremo y ansiedad, y así todo, decidir seguir adelante. ¡ESO ES SER FUERTE, MUY FUERTE, INDESTRUCTIBLE!

Hemos llorado infinitas veces de frustración, ansiedad, dolor, desajustes en los neurotransmisores, mareos, desequilibrio, picores, falta de memoria, ausencia de concentración, neblina mental, incomprensión, culpabilidad, negación y un largo etcétera. Tanto como más de 100 síntomas producidos por esta enfermedad. No se vosotr@s, yo he llegado a la conclusión de que soy extremadamente fuerte y valiente. Tengo una resiliencia obligada y aprendida ante los acontecimientos que más quisiera mucha de esa gente que nos juzga, mientras van por la vida con un escudo en el que guardan todas sus miserias, pero no afrontan ninguna de manera sana. Sí amig@s, hoy me siento orgullosa de cómo soy, alguien muy sensible ante todo, es decir, fibromiálgica, y aún así, soy capaz de abrirme en canal ante todo y todos. Ojalá estas palabras calen en vuestros corazones heridos, y gritemos tod@s al unísono: “VIVA NUESTRA SENSIBILIDAD”

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Sin categoría

BROTES PARALIZANTES

De nuevo sucumbo a un brote de dolores, cansancio y ansiedad. No es de los más fuertes que me han dado, pero salir de la cama para ir al baño ya es un esfuerzo enorme. Varias veces en la noche gritos de dolor lumbar me han despertado, aunque desde hace meses, desvelarme cada 3, 4 horas viene siendo habitual. Y no tiene por qué haber dolores, simplemente abro los ojos o por tener el azúcar bajo y necesitar comer, o sin más. Ayer ducharme no fue posible, esperemos que hoy sí. Son días en los que aceptar la enfermedad es el único remedio que nos queda. Esperar que pase pronto este aumento de malestar, y seguir rezando para que suceda un milagro y un día pueda gritar: ¡Estoy curada! Se acabó esta terrible enfermedad. Ya se que es crónica, pero la esperanza de recuperación me mantiene viva. Así que, seguiré intentando pensar que algún día me curaré. Y si ese momento no llega, al menos no habré contribuido mentalmente a que se cronifique. Motivo de paso para hacer consciente a la población de que por mucho que pensemos en positivo, la enfermedad prevalece. Es decir, no es una patología mental en la que un modo de pensar y actuar la mantenga. Al menos en mi caso, NO. Seguir escribiendo ahora mismo es un esfuerzo físico y psicológico importante. Así que, me despido ya sin antes recordar a tod@s los valientes que vivimos así, que entre tod@s quizás consigamos una cura antes de llegar a la tumba. ¡Ánimos a tod@s!

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Sin categoría

NO SOMOS CULPABLES

Me repito día tras día que no tengo culpa de padecer esta enfermedad, pero es cierto que es muy, muy,muy difícil. Oyes tantas cosas de tanta gente que te rodea que cuesta sacar la cabecita del pozo sin fondo para recordarte que cada día intentas hacer todo lo que puedes para no ser un cadáver en vida. En cuanto el cuerpo te da un segundo de tregua en todo su abanico sintomatológico, te armas de valor y coraje y haces alguna actividad que para una persona “normal” no es más que una de las pequeñas cosas del millar que hace todos los días. Te intentas sentir orgullosa por haberlo hecho, a pesar de los dolores, del cansancio extremo, de la ansiedad y de todo el complejo vaivén emocional que provoca esta enfermedad. ¡Lo he conseguido, me he podido lavar y secar el pelo yo solita! ¿Surrealista verdad? Pues así es nuestro día a día padeciendo fibromialgia, al menos, el mío. Ducharse es un triunfo. Poder hacer una manualidad, es la alegría del día. No tener un ataque de ansiedad o estar mareada y sin equilibrio todo el día es magia pura. Increíble. Mejor a que nos toque la lotería. Por no hablar de la ilusión que pones en un determinado evento que está por llegar, y justo ese día, porque la serotonina ha bajado porque sí, te sientes muy triste, no puedes controlarlo porque los neurotrasmisores están descompensados, y tu gozo en un pozo. El evento se convierte en un mar de lágrimas incontrolables, y lo que iba a ser un super día, se convierte en un disgusto mayor de los habituales porque habías puesto tus miras en pasarlo bien. Y no ha podido ser. Como tantas otras veces. Ah, se me olvidaba, también puede ocurrir que estés agotada ese preciso día. Bueno, agotados estamos casi siempre, pero al punto de la extenuación me refiero. Seguiría y seguiría con todo lo que nos puede pasar y nos pasa, pero el objetivo de este escrito no era ese, sino el de concienciar al mundo de que por favor, no nos lo hagáis más difícil. No nos culpabilicéis de algo que no está en nuestra mano. Y no porque no lo hayamos intentado mil y una veces, ni hayamos probado mil tratamientos para qué sí lo estuviese. Como psicóloga he pretendido curarme con ayuda y también sola millones de veces. Creyendo que todo podía estar en mi cabeza. Pero nunca conseguí nada. Y ahora se porqué. La fibromialgia no es una enfermedad mental al uso. De lo que se sabe hasta ahora científicamente, nuestro sistema nervioso está “roto”, y es el sistema que maneja todo en el cuerpo. Quizás con esto entendáis por qué nos quejamos de todo, y nos pasa de todo. Así todo, me gustaría que vieseis los mensajes que nos damos entre los enfermos, siempre intentando ser felices, a pesar de TODO. Y digo bien en mayúsculas, TODO. porque no hay rincón de nuestro cuerpo que no sufra este dolor físico, mental, emocional. Y no hay casi momentos en los que no se esté agotado como si lleváramos encima nuestro 20.000 millones de kgs de peso. Que o te echas en la cama o el cuerpo te tira al suelo, o en mi caso también, si le fuerzo de más, ataque de ansiedad porque el sistema nervioso no puede con el esfuerzo y “rompe”. Te avisa temblando, o le obedeces o tú verás. Creo que por hoy ya es suficiente. Pero no dejaré de escribir para intentar concienciar de nuestro dolor a todos los niveles, no porque no existan otras enfermedades horribles sino porque si a alguien le dices tengo cáncer, por poner un ejemplo, en seguida la gente entiende tu sufrimiento y se vuelca o al menos respeta. Pero le dicen tengo fibromialgia, y normalmente o no saben lo que es, o si lo saben creen que tienen mil consejos que darte de cómo actúas. Entiéndelo de una vez. ¡ACTUAMOS ASÍ PORQUE NO PODEMOS HACERLO DE OTRO MODO! No porque no queramos. Apreciamos “hacer” mucho más que alguien normal, porque para nosotros es un logro poder hacerlo. Una fiesta. Un motivo para seguir viviendo y no tirar la toalla…¡ÁNIMO A TOD@S LOS QUE SUFRIMOS ESTE INFIERNO! Y gracias a toda la gente sin fibromialgia que ha leído hasta aquí. ¡Hasta pronto!

https://www.facebook.com/escritosSINfiltro


Sin categoría

CONÓCENOS. FIBROMIALGIA

Puedo escribir sobre cientos de temas, pero éste, me toca tan de cerca, que me cuesta no emocionarme al hacerlo. Me he planteado mil veces si debía pronunciarme al respecto para intentar concienciar al mundo de nuestro diario sufrimiento, y quizás conseguir que algún Estamento nos apoye e incluso acelere la investigación para encontrar una cura. En estos momentos estaréis pensando de qué estoy hablando. Pues veréis, como tantísima gente hoy en día, tengo FIBROMIALGIA. Esa enfermedad de la que mucha gente ha oído hablar pero no saben muy bien qué es. Y no me extraña, porque hasta los que la padecemos tenemos muchas dudas al respecto. Se supone que tenemos mal los moduladores del dolor, pero estos no interfieren sólo en el dolor, como bien dice el propio nombre, sino que involucran a muchísimas funciones de nuestro cuerpo. Por eso el abanico de síntomas que poseemos es tan amplio y no se reduce sólo a dolor muscular y articular, que por otro lado, ya sería suficiente para limitar una vida. Ya que no soy médico ni reumatóloga, y mi escrito va dirigido al público en general, resumiré nuestros males en tres grupos de síntomas:DOLORES,CANSANCIO EXTREMO,PROBLEMAS DERIVADOS DEL SISTEMA NERVIOSO. (Problemas de nervios como se suele decir).

Nuestro día a día consiste en intentar afrontar como buenamente podemos un sin fin de malestares propios de padecer esta enfermedad. ¿Te imaginas tener una gripe todos los días? Pues es leve al lado de lo que sentimos nosotros. Como no se ve físicamente lo que nos ocurre, nos tachan de vagos, quejicas, flojos, aprensivos, miedosos, sensibles…y un largo etcétera de adjetivos calificativos que no sólo son alejados de la realidad sino que además no benefician en nada al enfermo más que para hundirle un poquito más en su pozo sin fondo. Ya es duro saber que tienes algo para lo que hoy por hoy no hay cura, como para que encima te llenen de florituras de este índole. Decir al respecto, que no he conocido ni un sólo fibromiálgico, incluyéndome a mí, que no desearía estar sano para hacer una vida común en la que trabajar, salir con los amigos, programar…Por lo tanto, si no es mucho pedir, por un momento, poneros en nuestro lugar y procurar ayudar con palabras bonitas y cariño. No pedimos más, sólo un poco de COMPRENSIÓN. Somos los primeros conscientes en saber que no es fácil entender lo que nos pasa, porque incluso a nosotros mismos nos cuesta entenderlo y aceptarlo. Desde pequeños nos han enseñado a ver para creer. Y esta dolencia NO SE VE, SE SIENTE. Si encima tienes la mala suerte, como es mi caso, de que los ataques de pánico son constantes, apaga y vámonos. De repente tu vida cambia por completo, no te atreves a programar nada, ya que nunca sabes cómo te vas a encontrar, y si ese día o momento es el adecuado para que tu cuerpo te asuste de nuevo con uno de sus ataques. Suele ocurrir que la enfermedad va a más, nunca a menos, los medicamentos para paliar un poco los síntomas suelen ser muy poco o nada eficaces. Y así vivimos día tras día, soñando con una cura, preguntándonos por qué a mí, qué puedo hacer que no haya hecho ya, seré capaz de vivir así siempre si no aparece una solución, tendré hoy un día medio normal o me tocará estar tirada en una cama 24h. Os aseguro que es duro, ¡¡¡Muy duro!!!. L@s que me conocéis bien sabéis cómo me gusta bromear e intentar hacer feliz a todo el mundo siempre, pero este tema empieza a ser demasiado serio como para bromear al respecto. Sé que no es un escrito para divertirse, pero me siento en la “obligación” de expresar lo que me ocurre, por mí, y por todo el mundo que sufre día tras día como yo. Esperemos que encuentren una cura rápido, mientras yo seguiré intentando encontrar mi cura. A todos los que hayáis llegado a leer hasta aquí me haría inmensamente feliz si sirve para que la próxima vez que os crucéis con un fibromiálgico no le tachéis de vago. No lo es, está enfermo, y le encantaría poder tener tu energía para hacer mil cosas, pero desgraciadamente…no la tiene.

(No sé si este será mi único escrito sobre este tema o el primero de muchos. Porque estoy harta, muy harta del desconocimiento de la patología y de lo poco que se hace para ayudarnos a nivel estatal y general).

http://www.escritosSINfiltro.com